Protección de Datos: Los e-mails siempre con copia oculta

El envío de un un mismo email a varios destinatarios debe hacerse siempre con copia oculta. De no hacerlo así se estaría incumpliendo la LOPD

La Agencia Española de Protección de Datos ya ha impuesto varias sanciones a empresas por hacer pública la dirección de email de uno o varios destinatarios a quienes no iba dirigido directamente ese email.
Ya hemos comentado repetidamente que no se pueden enviar correos electrónicos a nadie sin tener su autorización previa, o sin que exista una relación comercial previa y el contenido del email que enviamos esté relacionado con el objeto de esa relación de negocio.
También hemos comentado que el origen de las inspecciones y de las sanciones hay que buscarlo mayoritariamente en las denuncias, que a su vez se producen porque hay alguien que no está contento con lo que estamos haciendo y decide denunciarnos.

En el envio de correos electrónicos puede haber una circunstancia que no le guste a determinadas personas y es el ver que su dirección de email aparece en medio de una lista de otras muchas direcciones de email. Esto se da cuando enviamos un mismo email a una lista de personas y ponemos las direcciones en el espacio que pone “CC” ( en el Outlook).
Si ponemos ahí todas las direcciones todos los que reciban el correo van a ver todas las direcciones. Si las ponemos en CCO no las verán
La Agencia de Protección de Datos considera que el facilitar de esa forma las direcciones de email de otras personas una cesión de datos y una falta relacionada con el deber de guardar secreto al que obliga el artículo 10 de la LOPD que dice: “El responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal están obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo”.
En la mayoría de los casos se consideran infracciones leves ya que un correo electrónico no se considera que tiene la información suficiente para obtener una evaluación de la personalidad del individuo.
Recordar que las sanciones por faltas leves pueden llegar a los 60.000€
La conclusión es clara: Cuando enviemos un correo a una lista de personas, hay que poner las direcciones en el espacio “CCO” que significa copia oculta de esas direcciones.
Y por supuesto la empresa tiene la obligación de implantar las normas y procedimientos para que sus empleados eviten cometer este tipo de faltas
Como ejemplo podemos ver una resolución de la Agencia de Protección de Datos

Comments are closed.